x
Español English Português
Idioma

Ley de Sinceramiento Fiscal: “Blanqueo de capitales”

18/07/16 | Jorge Octavio Cappellini

Recientemente el Senado de la Nación de la República Argentina convirtió en Ley el proyecto presentado por el Poder Ejecutivo que contempla el Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados y por otro lado el Régimen de Sinceramiento Fiscal (en adelante la “Ley”). En lo respectivo al Régimen de Sinceramiento Fiscal (en adelante “RSF”), el mismo contempla la implementación del Sistema Voluntario y Excepcional de Declaración de Tenencia de Moneda Nacional, Extranjera y demás Bienes en el País y en el Exterior.

De su análisis se puede destacarlo siguiente:

  1. Plazo para efectuar la declaración voluntaria y excepcional de tenencia de bienes en el país o en el exterior se extenderá desde la entrada en vigencia de la Ley hasta el 31 de marzo de 2017 inclusive.
  2. Sujetos comprendidos: tanto las personas físicas, como las sucesiones indivisas y las personas jurídicas que estén establecidas o constituidas en el país antes de 31 de diciembre de 2015, inscriptas o no ante AFIP.
  3. Los bienes que podrán ser objeto de la declaración voluntaria y excepcional son: tenencia de moneda nacional o extranjera; inmuebles, muebles (incluido acciones, participación en sociedades, derechos inherentes al carácter de beneficiarios de fideicomisos u otros tipos de patrimonios de afectación similares, toda clase de instrumentos financieros o títulos valores, tales como bonos, obligaciones negociables, certificados de depósito en custodia, cuotas partes de fondos y otros similares), demás bienes en el país y en el exterior incluyendo créditos y todo tipo de derecho susceptible de valor económico.
  4. Los bienes que están excluidos de ser objeto de la declaración voluntaria y excepcional, las tenencias de moneda o títulos valores en el exterior, que se encuentren depositadas en entidades financieras o agentes de custodia radicados o ubicados en jurisdicciones o países identificados por el G.A.F.I. (Grupo de Acción financiera contra el Blanqueo de Capitales) como de alto riesgo o no cooperantes.
  5. Los modos de efectuar la declaración voluntaria y excepcional variarán dependiendo de la clase de bienes que se deseen exteriorizar y declarar: (i) Tenencias de moneda o títulos valores en el exterior, mediante la declaración de depósitos en la forma y plazo que disponga la reglamentación de AFIP. No será necesario que se ingresen al país los bienes declarados. (ii) Tenencia de moneda nacional o extranjera o títulos valores depositados en el país, mediante declaración y acreditación de su depósito. (iii) Tenencias de moneda nacional o extranjera en efectivo en el país, mediante su depósito en entidades comprendidas en el régimen de las Leyes Nº 21.526 y 26.831, lo que deberá hacerse efectivo hasta el 31 de octubre de 2016, inclusive. (iv) Para los demás bienes muebles o inmuebles situados en el país o en el exterior, se efectuará mediante presentación de declaración jurada, con requisitos que se fijen en la reglamentación.
  6. Los contribuyentes, personas físicas o sucesiones indivisas, podrán exteriorizar mediante declaración voluntaria y excepcional bienes que no sean de su titularidad. Es decir, aquellos bienes que se encuentren en posesión, anotados, registrados o depositados a nombre de su cónyuge, ascendientes, descendientes en primer o segundo grado de consanguinidad o afinidad o de terceros, teniendo en cuenta que los bienes declarados deberán ser de titularidad del declarante antes del vencimiento para la presentación de la declaración jurada del Impuesto a la Ganancias del período fiscal 2016.
    1. Valuación de los Bienes: La misma variará de acuerdo a la clase de bienes que excepcional y voluntariamente se declaren.
    2. Impuesto especial por la exteriorización: la Ley establece un impuesto especial, que se fijará sobre el valor de los bienes voluntariamente declarados expresados en moneda nacional.  Así se destaca que los bienes muebles o inmuebles, que en su totalidad sean de un valor inferior a $305.000, no abonarán dicho impuesto. Los bienes que sumados se valúen desde $305.000 hasta $800.000 se debe abonar un 5% en concepto de alícuota. En caso que de que los los bienes declarados superen los $800.000 y se declaran en el año 2016: la alícuota será del 10%. Si los bienes se declaran hasta el 31 de marzo de 2017, la tasa aumenta al 15%. Por último y para este caso puntual, si se entregan títulos Bonar o Global 2017, la tasa se reduce al 10%.
    3. Beneficios por efectuar la declaración voluntaria y excepcional. Los sujetos que efectúen la declaración voluntaria y excepcional tendrán los siguientes beneficios (en la medida de los bienes declarados): aquellos que no posean sanciones de la Ley 11.683 y de la Ley Penal Tributaria, estarán exceptuados de los impuestos nacionales que hubieran correspondido abonar sobre los bienes que fueron declarados.
    4. Oros beneficios: Se aprueban beneficios para los contribuyentes que han cumplido en forma con todas sus obligaciones tributarias correspondientes a los dos períodos fiscales inmediatos anteriores al período fiscal 2016, quedando eximidos del pago del Impuesto a los Bienes Personales por los períodos del 2016 al 2018. Este beneficio también se extiende a los responsables sustitutos, que actúan por las personas radicadas en el exterior que poseen bienes en el país y sobre el impuesto a las participaciones societarias. El plazo de acogimiento vencerá el 31 de marzo de 2017.

Asimismo, la Ley establece un régimen de REGULARIZACIÓN DE OBLIGACIONES TRIBUTARIAS, DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y ADUANERAS. El mismo estructura el régimen mediante el cual los contribuyentes, responsables de tributos y de los recursos de la seguridad social ante la AFIP regularizan las obligaciones vencidas al 31 de mayo de 2016.

El acogimiento al régimen podrá efectuarse entre el primer mes calendario posterior al de la publicación de la reglamentación hasta el día 31 de marzo de 2017, inclusive. El ingreso a la “moratoria fiscal” por parte de los contribuyentes (siempre y cuando cumpla regularmente con los pagos asumidos) producirá la exención y/o condonación: (i) de las multas y demás sanciones previstas por la Ley Nº 11.683 (t.o. 1998) y sus modificaciones, en la Ley Nº 17.250 y sus modificaciones, en la Ley Nº 22.161 y sus modificaciones y en la Ley Nº 22.415 que no se encontraren firmes a la fecha de acogimiento, y (ii) de los intereses resarcitorios y punitorios, conforme los porcentajes establecidos en la Ley.

Es de destacar que los agentes de retención y percepción también quedarán liberados de multas y de cualquier otra sanción que no se encuentre firme a la fecha de entrada en vigencia de la Ley, cuando exterioricen y paguen el importe que hubieran omitido retener o percibir y/o habiendo sido retenido o percibido no hubiera sido ingresado, una vez vencido el plazo legal para hacerlo.

Se resalta en el texto de la Ley bajo análisis que ninguna de las disposiciones de la misma liberará a los sujetos comprendidos de las leyes vigentes tendientes a prevenir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, en consonancia con las obligaciones internacionales asumidas por nuestro país como miembro del G.A.F.I.

Por otro lado, surge de la norma en cuestión que la UIF (Unidad de Información Financiera) podrá a su total discreción comunicar información a otras entidades públicas, aumentando sus facultades de investigación e inteligencia y poniendo en la mesa la discusión la cuestión sobre vulneración del secreto fiscal en torno a estas facultades discrecionales. Este tema será objeto de mayor desarrollo una vez que se cuente con la reglamentación de la Ley.

Finalmente, entendemos que una vez que La Ley de Sinceramiento Fiscal se reglamente se echará luz sobre algunos aspectos controversiales y se detallará con más precisión los pasos a seguir, tanto en el Sistema Voluntario y Excepcional de Declaración de Tenencia de Moneda Nacional, Extranjera y demás Bienes en el País y en el Exterior como con el régimen de Regularización de Obligaciones Tributarias, de la Seguridad Social y Aduaneras.

<