x

La transversalidad y la igualdad a través de la tecnología

21/07/20 | Andres Minicucci |

En la última semana hemos asistido, por medio de distintos medios periodísticos, al conflicto sindical que atraviesa en este momento Mercado Libre. Esto no es nuevo, ya en agosto del año 2019 Rappi y Glovo se vieron involucradas en una situación similar.

Estos eventos nos invitan a comprender la esencia de empresas como Mercado Libre, Glovo, Rappi, entre otras. Las empresas mencionadas, referentes del ecosistema de las Big Tech y Super App, surgen de la iniciativa privada de emprendedores que han tenido como objetivo implementar soluciones tecnológicas y aplicarlas a la articulación de diversas actividades comerciales y financieras tradicionales para darles otro dinamismo permitiendo un escenario disruptivo que busca ofrecer igualdad de oportunidades que permita mayor acceso para las personas, respecto al modo en que dichas actividades tradicionales se desarrollaban.

La característica primordial de estas soluciones tecnológicas es que lograron una transversalidad social igualadora permitiendo el acceso masivo a productos y servicios a personas y empresas que por la vía tradicional nunca lo podrían haber logrado ya que el costo de acceso hubiera sido más elevado. La ruptura de la verticalidad es un aspecto basal en estos emprendimientos, transformando dicha intermediación en un elemento ágil, dinámico y eficiente en los costos.

¿Que podríamos decir del ecosistema fintech que busca mediante el desarrollo de soluciones tecnológicas, ofrecer servicios, dependiendo de la vertical de la cual se trate, a las personas que tradicionalmente se encontrarían fuera del mercado financiero tradicional?

Claramente nos encontramos ante un ecosistema de desarrolladores de tecnología que buscan la integración social de forma transversal, buscando la disrupción con el esquema vertical tradicional. Estas empresas brindan trabajo calificado, bien remunerado y son pilares para el desarrollo de nuevas tecnologías. Es claro que son herramientas de desarrollo económico que ningún país puede darse el lujo de desechar.

Quizás sería una buena oportunidad para erradicar la errónea apreciación sobre el empresario emprendedor como una figura oscura motivada solamente por la avaricia y su ánimo especulativo. El ecosistema de las Big Tech, las Super App o el emprendedor, solo por mencionar algunos, filosóficamente se encuentra en las antípodas de tales apreciaciones. Muy por el contrario, dichas empresas se caracterizan por poseer un espíritu inclusivo, transversal, disruptivo, buscando ofrecer igualdad de oportunidades y un mayor acceso mediante la implementación de procesos y costos eficientes.

Para quienes asesoramos empresas de tecnología y nos entusiasma el espíritu emprendedor, el reto radica en comprender el teatro de operaciones para desarrollar estrategias que permitan brindarle a nuestros clientes y potenciales clientes, soluciones preventivas y estrategias dinámicas para poder desarrollar sus actividades en un entorno complejo como el que ofrece Argentina.

<